Crea un lienzo Zen troquelado

Si cada vez que te cae en las manos una revista de decoración se te ponen los dientes largos, este tutorial te va a gustar. Y es que darle un toque cool a tu hogar sin dejarte el sueldo en el intento es posible.

Hoy te voy a enseñar cómo realizar un lienzo troquelado con un resultado la mar de chulo y por solo unos eurillos. ¡Bueno, bonito y barato!

Crea un lienzo con el árbol de la vida

Coincidiendo con el Vesak, el día de máxima celebración para el budismo, que se celebra este 20 de mayo, os propongo un motivo muy zen: el Árbol de la vida

También conocido como Yggdrasil o Bodhi, entre otros nombres, está presente en casi todas las mitologías y religiones y representa al conocimiento y la creación y la inmortalidad, el árbol que une el cielo y el inframundo. Pero además, añade otros simbolismos según cada cultura. Representa, por ejemplo, al árbol bajo el cual se sentó Buda cuando alcanzó la iluminación o el árbol del Edén del que comieron la manzana Eva y Adán.

Un elemento que además de decorar aportará un aire de relax a tu habitación, estudio o salón.

Qué necesitamos:

- Lienzo de pintura (fácilmente encontrable en tiendas de bazar chinas)

- Lápiz y rotulador (opcional)

- Pinceles

- Pintura acrílica

- Cutter (mejor si es en forma de bisturí)

- Mesa de corte

materiales que necesitamos

 

Instrucciones:

Pasos a seguir

 

1. En primer lugar tendremos que marcar con lápiz por detrás del lienzo el dibujo que queremos conseguir. No pasa nada si nos equivocamos, se puede borrar e igualmente, no se va a transparentar una vez pintado.

Paso uno: dibujar el patrón

2. Para que quede más claro a la hora de recortar, yo opté por repasarlo después con rotulador. Como véis, me equivoqué en algunas ramas, pero luego no se ve para nada.

Paso dos: repasar el dibujo

3. Una vez tenemos claro qué hay que recortar y qué dejar, pasamos al cutter. Os propongo uno tipo bisturí, que permite mejor manejo y os facilitará el trabajo. Ahora debéis emplear mucha paciencia y cuidado. Cuando tengáis que cortar cerca del bastidor, no os acerquéis mucho ya que podríais pasaros de listos y que se viese la madera por fuera. ¡Dejad margen! Y, sobre todo, ¡usad la mesa de corte! O váis a dejar la mesa como un cristo.

Paso tres: recortar las partes

4. Bueno, y después de un ratito dándole forma, relajáos, porque ahora ya solo queda lo último: ¡pintar! Coge la brocha o el pincel y la pintura y aplica con mimo. Como tenemos partes delicadillas, te recomiendo que las hagas con un pincel más pequeño. Yo opté por pintar también la madera del bastidor por dentro, para que se viese del mismo color desde todos los lados.

Paso cuatro: Pintar

5. Dejar secar y... Ya tienes tu lienzo troquelado listo para ser colgado. Crea así tu rincón Zen para relajarte después de un duro día.

El resultado final

Comentarios (3)

  • Begoña Gorricho 20 Mayo 2016 12:42h

    muchas gracias patricia por el tutorial, sencillo , claro y muy profesional.

  • Patricia 21 Mayo 2016 21:21h

    Gracias Begoña! Un beso

  • Pasqual 21 Mayo 2016 21:20h

    Genial que guay!!

  • Mercè 18 Octubre 2016 23:44h

    ¡Qué guai!! Parecía super difícil pero con tus instrucciones parece super sencillo!! ¡Gracias!! :)

Deja un comentario