Los secretos de las "marble mug"

Como bien se dice, no hay dos sin tres, y como a la tercera va la vencida, este tutorial me las ha hecho pasar canutas dos veces antes de llegar al éxito. Pero ya lo dijo Napoleón, "La victoria pertenece al más perseverante" ¡y a cabezona no me va a ganar nadie!

Así que tras dos intentos fallidos, al fin he conseguido hacer una "marble mug" o como diríamos por aquí, una taza con estampado mármol utilizando laca de uñas. Y como no ha sido esto un camino de rosas precisamente, os voy a desvelar los secretos del éxito (y fracaso) de esta técnica.

desayuna con una taza guay

Qué necesitamos:

- Un recipiente suficientemente hondo

- Agua caliente

- Pintauñas

- Taza de cerámica blanca (o cualquier otro elemento de estas condiciones)

- Palito para remover (palito de café, palillo, etc.)

- Papel de cocina

materiales para el marble mug

Recomendaciones previas:

- Tenlo todo preparado antes de empezar

- Sé rápido de movimientos

- No te compliques tú solo, less is more

- Usa materiales desechables siempre que puedas

- No uses pintauñas de secado rápido o que están más secos que la mojama

- Hazlo todo cerquita del agua

Y todo esto ¿por qué? Porque en las dos ocasiones previas a sacar algo decente me quedó todo pringadísimo, desde el recipiente hasta las manos, pintándome las uñas, por supuesto, como buen pintauñas hace. Además, la taza quedó hecha una verdadera caca, llena de pegotes y con un acabado muy lejano al que decimos. Y la cosa fué por hacer todo lo que no se debe hacer: ir con la calma, mezclar varios pintauñas, usar los que están ya para tirar y tirar la pintura como si fuese un cuadro de Pollock. yes

Pero que no cunda el pánico si te acaba pasando el desastre: uno, todo se va frotando bien con estropajo y dándole a la acetona si hace falta; y dos, no somos los únicos. Yo misma encontré consuelo y algunos tips en blogs como el de Destination Decoration.

 

Instrucciones:

1. Como ya te he advertido, tenlo todo listo antes de empezar, destapa el pintauñas, ten el agua caliente y todo ready para el gran momento.

2. Una de las claves es tirar el pintauñas bien cerca del agua, así que hazlo con mimo y de forma uniforme. ¡Di NO a los gotones! 

No a los gotones, sí a lo uniforme

3. Remueve un poco el agua con un palito, mejor si lo puedes tirar después.

Remueve para que quede uniforme

4. Y rápido, introduce la taza en el agua con cuidado durante unos segundos. Técnicas para esto hay tantas como los colores que puedes utilizar para esto, piensa la que más te gustaría a ti antes de empezar. Yo, por ejemplo, hice un poco por un lado y un poco por otro, pero al final acaba saliendo como sale. Sobre todo, no metas la taza por donde se bebe, la laca de uñas puede ser tóxica.

Introduce la taza

5. Saca la taza y déjala secar sobre papel de cocina, te recomiendo que la seques boca abajo para que no se te pegue al papel.

Deja secar la taza boca abajo

6. Y después de un tiempo prudencial de secado, ¡ya tendrás al fin tu súper taza mármol! Vete rápido a limpiar el recipiente si no lo vas a tirar...

Así queda la taza

La taza por otro lado

 

Tips finales o por qué no me acaba de gustar el "marfle effect":

- Como ya habéis visto, parece fácil pero no lo es. ¡No os dejéis engañar por Pinterest!

- La laca de uñas es tóxica y en este proceso desprende un olor que... bueno, esperemos que no nos pase nada.

- O tienes un recipiente desechable o yo de ti no volvería a usarlo para guardar comida por ejemplo. Un cubo puede ser buena alternativa, pero os va a quedar igualmente pringado.

- El resultado tampoco penséis que es 100% resultón, otra vez, no es oro todo lo que reluce.

- Y finalmente, no las tengo todas conmigo que estas tazas sobrevivan muchos lavados... Además, por lo que he leído no es recomendable meterlas en el lavavajillas ni en el microondas... ¿? Osea, que no la uséis para calentaros el Cola Cao en el micro.

 

¡El que avisa no es traidor!

*Disculpen la calidad de las fotos, pero después de repetirlas 3 veces, ya no daba para más. crying

Comentarios (0)

Deja un comentario