?? Ruski Matrioskas ?? Pintando muñecas rusas

Estos días he estado desaparecida, ¡y fuera de combate! He tenido que pasar por una intervención y he estado recuperándome, pero todo ha salido bien y ya me encuentro mucho mejor. No ha sido nada grave, solo algo que ya estaba programado, tranquilos.

Así que me he tomado las cosas con más calma, mucha tele, leer y algo de pintar. Y en estos días de tranquilidad he recuperado un proyecto que tenía parado desde hace algún tiempo.

Hace un par de años que tuve la oportunidad de visitar ese país tan lleno de contrastes que es Rusia. Sin duda un lugar que me sorprendió como hacía tiempo no me pasaba en un viaje. Una mezcla imposible de capitalismo y comunismo que bebe de una herencia soviética y zarista dando lugar a un país a veces tan moderno y otras tan antiguo, pero siempre apasionante.

Es por eso que cuando hace unos meses me regalaron este set de Matrioskas rusas para pintar pensé: ¡Mi regalo perfecto! ?  Es que cómo me quieren... 

La base a pintar

Mis matrioskas ilustradas

¿Pero sabéis de donde surge la tradición de las Matrioskas? Os la cuento...

Aunque el origen de las Matrioskas se atribuye popularmente a Rusia, lo cierto es que este país las adoptó como souvenir hace apenas algo más de 100 años.

Se dice que las primeras datan de finales del siglo XIX cuando el artesano Sergei Maliutin las creó inspirándose en un juego de muñecas japonés que representaba los siete dioses de la fortuna y que incluía en su interior las diversas deidades. Sergei aprovechó esta idea, que ya estaba presente en la cultura rusa a través de los huevos Fabergé de los zares, para elaborar unas muñecas de madera que se guardaban una dentro de la otra y que pintó al estilo local.

Una dentro de la otra

Este juguete fue presentado en la Exhibición Universal de París de 1900 y desde entonces se ha convertido en uno de los símbolos del folklore eslavo más conocidos, siendo versionado de mil y una formas, estilos y personajes.

Apodadas Matrioskas de forma cariñosa tomando el nombre más común entre las niñas de la época, Matriona, las Matrioksas no pueden dejar de hacer referencia a la maternidad, la descendencia y la vida eterna. Cada muñeca incluye otra dentro y esta, otra, de forma sucesiva, igual que hacen las madres y las abuelas generación tras generación; es por ello que también reciben el nombre de Mamushkas (madres) y Babushkas (abuelas). De esta forma, las Matrioskas simbolizan también a la familia grande y unida, al hogar, y es por eso que se dice que traen el amor y la felicidad a la casa.

Un juego de matrioskas

El número de "mamás" nunca es inferior a 5 puede llegar a tantas como sea posible, siendo siempre impares, hasta dar con la más pequeña que puede medir apenas unos milímetros. Este aspecto numérico fue utilizado en las aldeas para enseñar a contar a los niños.

Se abren para encontrar dentro otra

Además, como es de esperar en un elemento tan incorporado en la tradición, son muchas las leyendas y supersticiones que rodean a las Matrioskas...

Sin duda, un elemento único que no deja de cautivar y que al fin he podido versionar con mis personajes.

¡Espero que os gusten mis "mamitas"!

Un juego de 5 matrioskas

Comentarios (2)

  • Bill 12 Agosto 2016 13:29h

    I’ve been surfing online more than three hours nowadays, but I by no means discovered any interesting article like yours.It is lovely value sufficient for me. In my opinion, if all webmasters and bloggers made good content as you probably did, the web will be much more helpful than ever before.

  • http://swedenswingers.club 13 Julio 2017 0:29h

    As well as Two and Three, in the far set of showers - which explained where the moans were coming from. The cool air felt fantastic.

  • asdf 15 Julio 2017 12:14h

    asdf

Deja un comentario